De Haedo: Hay “ambiente de recesión” pero no es la “previa de una crisis”

El ministerio de Economía (MEF) afirma que la caída del PBI en el segundo trimestre del año es algo “transitorio”, mientras que varios analistas coincidieron en que el dato confirma un panorama de recesión para el próximo año, aunque no de crisis.

Según los datos difundidos ayer por el Banco Central (BCU), el PBI cayó 0,1% en el segundo trimestre del año en relación a igual período de 2014. Si se compara en relación con el primer trimestre de este mismo año la contracción es de 1,8%.

El BCU explicó la caída por el efecto de la sequía que afectó al país hasta agosto. Sin embargo también hubo bajas en otros sectores, como comercio, reparaciones, restaurantes y hoteles. También cayó el consumo, que hasta ahora venía siendo el motor de la expansión desde el año 2003.

El jefe de asesoría macroeconómica del MEF, Andrés Masoller, dijo que en las proyecciones de crecimiento de 2,5% para este año ya estaba previsto un segundo trimestre con variación negativa debido a la sequía y aseguró que esa situación se revertirá en este tercer trimestre.

Por su parte, el ministro de Economía, Danilo Astori, explicó ayer en entrevista con el programa Tiempo de Cambio, qué factores basa el gobierno previsión del crecimiento

En tanto, consultores privados consultados por diferentes medios se sorprendieron por el magro desempeño de la economía uruguaya, a la que ven “estancada”.

El economista Javier de Haedo, dijo hoy en Tiempo Presente que “las proyecciones del presupuesto eran ilusorias” y agregó que incluso el déficit “va a ser más alto” de lo esperado debido a la política procíclica que se ha implementado en los últimos años.

“Todos los partidos se han comportado de la misma forma: en tiempos de vacas gordas, aumentan el gasto”, dijo Hado.

El economista afirmó que este dato supone el reflejo de una realidad recesiva, aunque no se trata de la previa de una crisis.