Hay pérdidas del 30% para la soja

Las estimaciones sobre las pérdidas que dejaron las últimas lluvias empiezan a hacer más claras. Todos los cultivos de verano fueron dañados, pero no solo por las últimas grandes precipitaciones, sino por la falta de lluvias del verano.

Las estimaciones de soja están ya en grandes pérdidas, ya que del total de lo sembrado se estima que al menos un 30% está perdido. A esto hay que sumarle los bajos niveles de calidad, y alta concentración de humedad en los granos.