Inundaciones comprometen exportaciones por US$ 1.000 millones

El Consejo de Ministros analizará este sábado la situación general tras los temporales de los últimos días, y definirá cómo se implementará la ayuda para los afectados, ya sea por el tornado de Dolores como por las inundaciones en distintas zonas del país.

Según El País, el Ejecutivo prevé que los ministerios recorten algunos programas e inversiones que no son prioritarios y redireccionen fondos, para enfrentar los gastos extraordinarios derivados de la crisis climática.

El ministro de Economía, Danilo Astori, explicó que una de las fuentes de recursos es la “reasignación de partidas presupuestales” que los ministerios pueden realizar sin nuevas autorizaciones.

Además, mencionó que Uruguay puede utilizar préstamos internacionales que ya fueron concedidos pero que el país aún no tomó.

En tercer lugar hay una disposición para imprevistos, “aprobada oportunamente en un Presupuesto Nacional, que puede ser fuente de recursos para apoyar estas tareas”, apuntó Astori.

Respecto a cómo perjudica esta situación la realidad económica del país y el frente fiscal del gobierno, el ministro puntualizó que todavía no es posible manejar cifras exactas, pero aseguró que habrá complicaciones.

En ese sentido, advirtió que por efecto de las lluvias torrenciales “están en juego 1.000 millones de dólares de exportación de los cultivos de verano”.

Con respecto a la situación en Dolores, el Ministerio de Trabajo estudia una propuesta que contemple a quienes quedaron sin empleo.

Además, el Ministerio de Vivienda subsidiará la reconstrucción de las casas, en algunos casos de forma total y en otros de manera parcial, al tiempo que otorgará créditos y otros mecanismos que faciliten la restauración.

Por lo pronto, el Poder Ejecutivo la compra de 5.000 chapas para comenzar la reconstrucción de soluciones habitacionales en Dolores.