Partido Nacional buscará negociar cargos en el Codicen, BPS y ASSE

Los partidos de la oposición comienzan a analizar internamente la distribución de los 24 cargos ofrecidos por el gobierno electo y luego deberán negociar entre ellos para elevar una respuesta definitiva.

Así quedó establecido en la ronda de reuniones que el presidente electo Tabaré Vázquez mantuvo ayer con los representantes del Partido Nacional (PN), el Partido Colorado (PC), el Partido Independiente (PI) y la Unidad Popular (UP).

La oposición no definió aún cómo repartirá los cargos, pero si el criterio fuera la votación obtenida el pasado 26 de octubre, al Partido Nacional le corresponderían 15, al Partido Colorado 6, al Partido Independiente 2 y a la Unidad Popular uno.

De todos modos, son bastantes menos cargos que los que ofreció José Mujica porque Vázquez redujo de dos a uno los cargos para la oposición en los directorios de cinco miembros, como Banco República, Ancap, UTE y Banco de Seguros, entre otros. Además, no habrá participación de la oposición en el Codicen, BPS y ASSE.

Sobre este punto, el senador nacionalista Luis Alberto Heber reconoció que el gobierno está en su derecho de haber tomado esa decisión. Sin embargo, esto debería poder cambiarse en el futuro, según dijo esta mañana a Radio País.

Otro punto de la reunión de ayer: Vázquez se comprometió a enviar a todos los partidos políticos los proyectos de ley redactados por el Poder Ejecutivo para que estén en conocimiento de estos antes de que ingresen al Parlamento.

¿Cómo siguen los partidos políticos?

En el Partido Nacional, el sector Alianza Nacional, liderado por el senador Jorge Larrañaga, reunirá este martes a sus legisladores e intendentes para analizar la distribución de los cargos.

El Herrerismo estudiará el tema el próximo sábado, durante su reunión anual en La Paloma.

El lunes 26 los nacionalistas reunirán a su Directorio para definir su eventual participación en el futuro gobierno. El mismo día harán lo propio los colorados.

El Partido Independiente, por su parte, aceptará integrar el gobierno, mientras que Eduardo Rubio, por la Unidad Popular, valoró positivamente la reunión con Vázquez pero le aclaró que haber ido “no implica aceptar” la oferta.

Por otro lado, ayer se también se supo que el próximo gobierno prohibirá la publicidad oficial de las empresas monopólicas.

El mismo criterio se aplicará para las áreas de negocios monopólicas de las empresas públicas, según indicó el vicepresidente de la República electo, Raúl Sendic, en la conferencia de prensa posterior a la reunión con los representantes de la oposición.

En cambio, las áreas que están en competencia abierta con los actores privados van a seguir haciendo publicidad.

La publicidad oficial, y su eventual uso con fines electorales, fue tema de campaña en 2014. Como recuerda una nota publicada por La Diaria esta mañana, a mediados de setiembre del año pasado, durante una actividad en la Expo Prado en la que participaron los entonces candidatos presidenciales de todos los partidos con representación parlamentaria, el frenteamplista Tabaré Vázquez se comprometió públicamente a establecer restricciones a la publicidad oficial en caso de que llegara a la Presidencia de la República, en un momento en que surgían cuestionamientos de la oposición por el uso que la administración de José Mujica le estaba dando a esa herramienta.

Tras el encuentro, el entonces candidato colorado Pedro Bordaberry le envió una carta a Vázquez en la que le proponía, entre otros puntos, comprometerse a “prohibir a las empresas públicas y privadas estatales realizar publicidad durante los seis meses previos a las elecciones, y [prohibir] toda publicidad a estas empresas cuando sean monopólicas y de productos y servicios monopólicos”.

En un sentido similar y también mediante una misiva dirigida a Vázquez, el candidato del Partido Independiente Pablo Mieres propuso “establecer una normativa que prohíba la publicidad de las empresas públicas que operan en régimen de monopolio”.