Renuncia de Porteiro fue motivada por roces con el MPP

Julio César Porteiro renunció ayer a la presidencia del Banco República tras dos años de gestión. El cargo será ocupado ahora por Jorge Polgar, actual vicepresidente del banco.

En un carta enviada este lunes a sus compañeros de trabajo, el exjerarca del BROU explicó que desde que asumió el cargo en abril de 2014 supuso que su permanencia “iba resultar relativamente breve” y que en aquel momento su “presencia en la Presidencia del BROU constituía un buen intento en la búsqueda de solución a las complejas circunstancias que vivía la institución”, tras el procesamiento del entonces presidente del Banco, Fernando Calloia por el caso Pluna.

“Dos sentimientos encontrados crecen hoy en mi espíritu. Por un lado, una satisfacción que asocia a la convicción del deber cumplido; por otro, la nostalgia que nace como consecuencia del retiro adelantado”, concluye la carta. Esto hace referencia a que la salida de Porteiro había sido acordada para el 2017 entre el expresidente, José Mujica, y el entonces vicepresidente, Danilo Astori.

Según publica hoy El País, la renuncia de Porteiro y su reemplazo por Polgar ya era comentada el domingo, durante el el asado en el Quincho de Varela.

Fuentes políticas dijeron al matutino que, dentro de los elementos que provocaron la renuncia de Porteiro, fue el mal relacionamiento con las directoras Sylvia Teresa Naveiro y Adriana Rodríguez, ambas del Movimiento de Participación Popular (MPP).