Rousseff reelecta en Brasil con el 51,64% de los votos

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, reelegida ayer para un segundo mandato de cuatro años, instó al país a la “unidad” después de que se confirmó su victoria por un ajustado margen de unos tres puntos frente al socialdemócrata Aécio Neves.

Con el 100% de los votos escrutados, Rousseff obtuvo el 51,64% contra el 48,36% sumado por su oponente.

Rousseff, del Partido de los Trabajadores (PT), gobernará hasta 2018 y su formación completará así un período inédito de 16 años en el poder, que comenzó en 2003, cuando asumió su primer mandato el antecesor y mentor político de la mandataria, Luiz Inácio Lula da Silva.


En declaraciones que recogió la agencia EFE, la mandataria dijo que su primer llamamiento a los brasileños es “a la unión, a la apertura y a diálogo”, para que “el calor liberado al fragor de la disputa puede ser transformado en energía positiva para un nuevo momento de Brasil”.

Además, aseguró que “la primera y más importante de las reformas” que promoverá será la política, que servirá para mejorar el combate a la corrupción y a la impunidad.

Por su parte, Neves reconoció la derrota y pidió a la mandataria unidad. “Considero que la mayor de todas las prioridades es unir Brasil en torno a un proyecto honrado que dignifique a todos los brasileños”, afirmó en una rueda de prensa concedida en Belo Horizonte tras la divulgación de los resultados oficiales.

Radio Rural se comunicó hoy con el periodista Tadeu Breda, de Rede Brasil Actual, quien sostuvo que estos fueron las elecciones con el resultado más ajustado, más disputadas y más difíciles desde los comicios de 1989, tras la vuelta a la democracia luego de la dictadura en Brasil.

Evaluó que a Dilma Rouseff le queda por delante la difícil tarea de gobernar un país dividido en dos entre el PT y el PSDB, lo que significa que tendrá muchos desafíos para abordar, sobre todo porque con los resultados de las urnas, la oposición salió igualmente fortalecida.