10 funcionarios de INAU declararon por denuncias de malos tratos

La comisión especial de Población y Desarrollo de la Cámara de Diputados realizó ayer una visita por hogares de la Colonia Berro.

La recorrida incluyó el Hogar Ser y el Piedras, dos de los centros más cuestionados en un informe reciente de la Institución Nacional de Derechos Humanos.

Consultada por Informativo 610, la diputada oficialista Berta Sanseverino sostuvo que hubo mejoras sustantivas con respecto a la descripción que hizo la Institución en su informe, como el acceso a servicios de salud.

En tanto, el diputado colorado Juan Manuel Garino reconoció algunos avances pero fue crítico con algunos aspectos que a su entender todavía no fueron solucionados, como “el abuso de horas de encierro o el hacinamiento”.

Paralelamente, diez funcionarios del INAU declararon anoche en el Juzgado de Pando como indagados por una serie de denuncias por malos tratos en el hogar SER, de la Colonia Berro. Una de las personas indagadas se desempeñaba como directora de ese centro.

También declararon, aunque no como indagados, Javier Salsamendi, presidente del INAU, y Rúben Villaverde, director del Servicio de Responsabilidad Penal Adolescente (SIRPA). La investigación se originó en denuncias realizadas por el propio SIRPA y por la Institución de Derechos Humanos a partir de testimonios de familiares de los internos.

En relación a esta situación, el dirigente del sindicato de INAU, Joselo López, dijo que si bien preocupan las denuncias, desde la gremial se insiste en que los indagados son inocentes hasta que se demuestre lo contrario.

En declaraciones a Radio País, López sostuvo que desde el sindicato se optó por brindar cursos de capacitación a los afiliados para que puedan hacer frente al trato con los internos.

De todas formas, aceptó que siempre se registraron casos de «excesos» de funcionarios del instituto, pero recordó que éstos tienen la potestad de utilizar la fuerza en casos puntuales.