ADEOM se moviliza frente a la IMM y afecta servicios de limpieza y TV Ciudad

La Asociación de Empleados y Obreros Municipales (Adeom) se moviliza hoy frente al despacho de la intendenta de Montevideo, Ana Olivera, en rechazo a la «contratación de empresas rompehuelgas». La concentración tendrá lugar a las 14 horas en el piso 2 del palacio municipal.

Según se anunció desde el gremio, la medida afectará los servicios de Limpieza, Salvavidas, TV Ciudad y la Secretaría de la Mujer, mientras dure la movilización.

El secretario general de Adeom, Aníbal Varela, advirtió que si no son atendidos por la intendenta evaluarán presentar una denuncia ante el Ministerio de Trabajo por violación de libertadas sindicales.

Entre los principales reclamos figura la decisión de la Intendencia de contratar a la empresa CAP para cubrir los servicios de recolección de residuos durante un paro de 24 horas realizado el pasado 21 de agosto, que afectó el Área de Mantenimiento y la División Limpieza.

En diálogo con Informativo 610, el secretario general de Adeom enumeró los otros temas que motivan la movilización de esta tarde.

El diario estadounidense The New York Times publicó hoy una nota en la que sostiene que el presidente José Mujica habría sido “presionado” por el vicepresidente de Estados Unidos, Joseph Biden, para traer reclusos de Guantánamo

Según la nota, el mes pasado un avión militar llegó a la base naval estadounidense en Guantánamo para llevarse a seis detenidos hacia Uruguay.

Esto habría ocurrido luego de que Biden llamara a Mujica “presionándolo para reasentar a los hombres”. Mujica, por su parte, “estaba preocupado de que sería políticamente riesgoso seguir adelante debido a las próximas elecciones”.

Finalmente el avión voló sin pasajeros. Primó el compromiso inicial del gobierno de Obama y el traslado se realizará luego de las elecciones nacionales de octubre.

Actualmente hay 149 detenidos en Guantánamo. Uruguay se comprometió a traer al país entre seis y diez de estos supuestos terroristas, que estuvieron entre 10 y 12 años de cárcel sin haber pasado por juicio.

Los detenidos que llegarán a Uruguay serán de “bajo riesgo”, según la calificación de la Defensa de los Estados Unidos.

Una de las principales discusiones entre Uruguay y Estados Unidos tiene que ver con el estatus en el que residirán en Uruguay.