Almagro reconoció que tensiones entre Irán e Israel se trasladaron a Uruguay

El canciller Luis Almagro concurrirá al Parlamento en régimen de comisión general el próximo jueves, a instancias del diputado nacionalista Jaime Trobo.

El legislador pretende interrogar a Almagro sobre varios temas relativos a las relaciones exteriores, entre ellos sobre la situación del diplomático iraní que abandonara nuestro país.

El diario israelí Haaretz aseguró el viernes que Uruguay había expulsado a un funcionario iraní vinculado con la colocación de una bomba simulada cerca de la nueva embajada de Israel, el pasado 8 de enero.

Ese mismo viernes, el gobierno uruguayo negó la versión pero aclaró que se había elevado una protesta contra la embajada iraní porque uno de sus funcionarios había sido visto cerca de la antigua embajada de Israel en otro caso, ocurrido en noviembre del 2014, cuando se encontrara una valija sospechosa frente a la sede diplomática. Sin embargo, según el gobierno, cuando se elevó la protesta el funcionario ya no estaba en el país, cumplidas ya sus funciones.

En diálogo con El Espectador esta mañana, Almagro consideró «inadmisible» la «casualidad» de la presencia del diplomático iraní en las inmediaciones de la Embajada de Israel, en el momento de la detección de un artefacto sospechoso, y por esto se llamó la atención a la cancillería de dicho país.

«He pedido en un informe reciente la protección especial de la Embajada de Israel, de los funcionarios de la Embajada, de cada uno de ellos, y de actividades de la colectividad judía en el Uruguay. En todos esos casos tenemos que tener prevención absoluta de todo. Tenemos que tener precauciones especiales porque hay un ambiente de aguas agitadas», afirmó Almagro.

Por otro lado, el canciller uruguayo enfatizó que «no ha habido amenaza iraní». «Prevengo sobre una circunstancia y una situación. A mi no me gustan esas casualidades y ordeno que se cumpla con mayor vigilancia. No hay una amenaza, pero son hechos raros. Un maletín al lado de un contenedor de basura. Otro artefacto colocado más lejos y fuera del alcance de cámaras. Acá hay cosas que no me gustan entonces pido eso», agregó.

El canciller solicitó a Inteligencia la identificación del clasificador de residuos, detectado por cámaras, en las inmediaciones de la exsede de la Embajada de Israel en la calle Bulevar Artigas.

«El maletín fue dejado por alguien que pasó en un carro tirado por caballos. Se detiene en un contenedor, saca papeles y cartones, saca el maletín y lo coloca afuera del contenedor. Pedimos a Inteligencia la identificación del conductor de ese carro de caballos para interrogarlo. Hay algo que no coincide. Saca cartones que valdrán $ 50 y deja un maletín que valdrá US$ 100. Si ese recolector estaba haciendo negocio al siguiente contenedor estaba fundido», dijo Almagro quien aseguró que no sabe si «lo han encontrado», pero presume que «nos va a dar pautas de si está conectado a alguien o no”.

«En estos casos cuando hay relaciones tan sensibles entre dos países y se da la circunstancia de que esté este maletín allí, inofensivo se nos puede acusar es de actuar con excesivo celo profesional. No presumimos nada», insistió el Canciller.

Este será uno de los temas en la convocatoria de Trobo el próximo jueves.

En declaraciones a Radio País esta mañana, el excanciller Didier Opertti sostuvo que, si bien no tiene constancia de que haya pasado durante sus años a cargo del MRREE, es un hecho que los servicios de inteligencia operan a través de las representaciones diplomáticas.