ANP rechazó suspicacias planteadas por Buquebus

El viernes pasado se conoció que el Ejecutivo resolvió no volver a renovar a partir de 2015 la concesión a Buquebus de la terminal de pasajeros del Puerto de Montevideo y que hará un nuevo llamado a licitación con cambios en las condiciones y en el canon.

El contrato fue firmado en 1994 por la concesión y podía prorrogarse hasta el 16 de noviembre de 2024. La decisión de hacer un nuevo llamado a licitación fue tomada por el Ministerio de Transporte y Obras Públicas con el aval del presidente José Mujica.

Desde Buquebus se adelantó que se presentarán descargos. Según El País, en la empresa se consideró llamativo que «faltando más de un año para el vencimiento de la última prórroga resuelvan que no le van a prorrogar más y le encomienden a la ANP hacer una licitación justo cuando en todos los medios se anuncia que fuentes judiciales citarán a declarar a Juan Carlos López Mena».

En declaraciones a Radio País, el presidente de la Administración Nacional de Puertos, Alberto Díaz, sostuvo que la decisión responde a una renovación de la terminal portuaria, que trae consigo nuevos requerimientos y objetivos. De hecho, en la licitación que se llevará a cabo también podrá participar Buquebus.

Asimismo, Díaz rechazó las suspicacias planteadas por la empresa en cuanto a los tiempos manejados para esta instancia, y argumentó que lo que se busca, justamente, es que Buquebus cuente con tiempo para preparar su participación.

«En lugar de tomar con sorpresa, está bueno que el concesionario sepa que tiene que competir y que tiene tiempo para rearmarse si es que pierde», explicó.

Por otro lado, adelantó que la licitación podría tomar unos ocho meses y, «si se va muy sobre la fecha», se estaría renovando la concesión con Buquebus porque, de lo contrario, «las consecuencias podrían ser peores».