Argentina demora autorización para planta de tratamiento en Salto

A raíz del recrudecimiento del conflicto entre Uruguay y Argentina, el gobierno de Cristina Fernández resolvió revisar todos los proyectos que se encuentran en la órbita de la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU).

Así lo confirmó a Informativo 610 una fuente del organismo binacional, al ser consultada sobre un caso concreto: la demora en la autorización para la construcción de una planta de tratamiento de efluentes en Salto, proyectada por OSE, y que ya debería estar llevando a cabo la empresa Saceem, según lo estipulado en el contrato.

Esta situación fue denunciada por el diputado salteño Andrés Lima (Lista 888), quien sostuvo que la obra se encuentra trancada porque la CARU todavía no ha otorgado los permisos.

Al hacer las consultas pertinentes fue que surgió esta novedad: que la Casa Rosada está reestudiando los proyectos que se encuentran en la CARU, una posibilidad que de todos modos había quedado implícita cuando el canciller argentino, Héctor Timerman, sostuvo el pasado fin de semana que su país iba a revisar la relación bilateral con Uruguay “ministerio por ministerio”.

Ayer, el canciller uruguayo, Luis Almagro, recibió a los integrantes de la CARU para analizar la situación y recabar toda la información necesaria en caso de que Argentina concrete la denuncia ante el Tribunal Internacional de La Haya.

En estos momentos, el canciller se encuentra en la Comisión de Asuntos Internacionales de la Cámara de Senadores para informar sobre el tema.

«El tema se debería terminar acá»

En declaraciones a Sarandí, el canciller dijo que Uruguay “hizo todo” en cuanto a las consultas a Argentina y los requerimientos a UPM para determinar el aumento de producción de la planta de celulosa por lo cual “el tema debería terminar acá”.

“Lo hicimos todo. Nos re curamos en salud de presentar las cosas adecuadamente (…) yo creo que el tema se debería terminar acá”, insistió.

En lo que refiere a la presentación de los informes mediambientales, Almagro insistió en que el gobierno uruguayo los hizo conocer y que demuestran que «UPM da mejor calidad en sus efluentes que lo que larga el propio río Gualeguaychú».

Foto de Portada: focoblanco.com.uy