Astori: Apoyos del Fondes requerirán estudios «muy serios» de los proyectos

Danilo Astori asumió hoy como ministro de Economía y Finanzas asegurando que su gestión no será “más de lo mismo” porque el Uruguay del 2015 “no es del 2005”.
Al finalizar el acto, el ministro fue consultado acerca de la situación de la cooperativa que explotaba la imprenta Pressur, en la ciudad de Nueva Helvecia, que cerró sus puertas en febrero de 2014, tras recibir US$ 6 millones del Fondo Nacional de Desarrollo (Fondes) en 2012.

El Banco República (BROU) informó a los dueños de la cooperativa que tiene intención de rematar su maquinaria para cobrar al menos en parte la deuda de US$ 18 millones contraída por la empresa con el banco estatal, según publica hoy El País.

En ese sentido, Astori opinó que, pese a compartir la idea del Fondes, en el futuro se deberán realizar estudios «muy serios» de las empresas que solicitan el apoyo financiero.

«El Fondes es una iniciativa realmente loable y compartible porque ayuda al mantenimiento de experiencias importantes para el país. Tenemos que lograr aunar el apoyo que da el Fondes con la sostenibilidad de los procesos productivos que se aporten. Esto va a exigir hacer estudios muy serios acerca de las experiencias que se decida apoyar. Tan importante como ese apoyo es lograr una buena experiencia», dijo Astori.

Prioridades

Astori brindó un discurso en el que agradeció a los ex ministros de Economía Fernando Lorenzo y Mario Bergara, y en el que llamó a hacer política para lograr que Uruguay sea «un país de avanzada»

Hablando de su futura gestión en la cartera, dijo que habrá que tener «paciencia estratégica», «cuidado con los atajos» y valorar «cada paso”.

Señaló la relevancia de promover una «estructura productiva nueva» donde se le de «importancia a la excelencia». En ese sentido, destacó como objetivo el hecho de «incrementar el potencial físico del país» y el desarrollo humano.

Por otra parte, Astori afirmó que su gestión en Economía no será “más de lo mismo”. «Las condiciones no son las mismas, el Uruguay de 2015 no es el mismo de 2005”, dijo el nuevo ministro. «La estructura productiva de Uruguay está cambiando y hay que prestarle atención a los cambios que vamos a darle. Vamos a apoyar el incremento del potencial físico que tiene el país en transporte, comunicaciones y energía», sostuvo.

“Apoyémonos en lo logrado, pero arriesguemos en asegurar las transformaciones que el país está esperando y necesitando. Uruguay puede y debe ser un país de vanguardia y avanzada. Un país así es siempre un país en construcción”, señaló.

También anunció que su gestión no se olvidará de los humildes ni de los que se arriesgan (en alusión a los inversores) y resaltó especialmente el compromiso con la clase media.
Por otra parte, se mostró preocupado por el actual déficit fiscal, señalando que es una meta bajarlo gradualmente, para lo que hay que tener un equilibrio, invirtiendo en las prioridades pero con mucho cuidado en lo fiscal.