El clima afectó los cultivos en Brasil

El clima seco y caluroso registrado durante enero afectó los cultivos de soja de la campaña 2014/2015 de Brasil, afirmó ayer la consultora local AgRural, que evalúa reducir su pronóstico para la recolección -desde las 95 millones de toneladas actuales- en su revisión de febrero, según publicó la agencia Reuters.

«A pesar de que hubo algunas lluvias durante los últimos días, los volúmenes no fueron suficientes para normalizar los suelos en partes del Nordeste, centro oeste y del Sudeste», dijo AgRural en su reporte semanal. Y añadió que «las pérdidas ya se pueden tomar en cuenta».

Áreas en el mayor estado productor de soja del país, Mato Grosso, recibieron menos de la mitad del volumen usual de lluvias para enero, advirtieron ayer meteorólogos de la firma Somar, aunque añadieron que las precipitaciones quedaron por encima del promedio en el extremo sur de Brasil.

Según el informe de AgRural, la recolección de soja avanzó sobre 4% de la superficie apta en el nivel nacional, en línea con el progreso de la cosecha el año pasado y con el promedio de los últimos cinco años.

El clima seco en Goiás, en el centro oeste del país, «podría generar la pérdida del 15 por ciento de la cosecha en ese estado, con un impacto de 1200 millones de reales (unos 462 millones de dólares) en daños», según un relevamiento hecho por la Federación de Agricultura y Ganadería de Goiás.

Recientemente, la Compañía Nacional de Abastecimiento (Conab), dependiente del Ministerio de Agricultura de Brasil, estimó que Goiás produciría 9,9 millones de toneladas de soja en la actual campaña, un 10 por ciento por encima del volumen obtenido en el ciclo anterior. Esa proyección, sin embargo, no tuvo en cuenta el clima seco de enero.
Para el país, el organismo calculó la cosecha de soja en 95,92 millones de toneladas, un 11,38% por encima de la producción del ciclo 2013/2014, de 86,12 millones.

Fuente:AgRural
Foto de Tapa:Lapresnacomni