El mercado de los grano sigue con tendencia dispar

Los granos en Chicago cerraron con operativa dispar este jueves, si bien pasando raya significó un triunfo simbólico, tras una tendencia de ventas sostenidas durante más de una semana. Esta mejora en el humor del mercado se dio pese a un dólar fortalecido nuevamente, que reflejó las ganancias obtenidas en el mercado accionario, en una jornada de recuperación bursátil en EEUU.
Esta tendencia se vio fomentada por el desplome en las solicitudes de desempleo semanal, las que bajaron en 43.000, hasta alcanzar las 265.000, el menor nivel desde el año 2000. Asimismo, la confianza de los consumidores subió, alcanzando su máximo nivel de los últimos cinco, lo que sirve de indicador de la disposición para consumir, lo que es especialmente tenido en cuenta en una economía hecha para eso, como lo es la estadounidense. El índice de ventas de casas en construcción fue lo único que dio la nota negativa, al caer sorpresivamente.

El crudo bajó nuevamente, habiendo llegado a tocar niveles de marzo de 2009, previo a recuperarse parcialmente sobre el cierre. El oro, por su parte, cayó fuerte, perdiendo treinta dólares la onza.

El maíz mostró pérdidas mínimas, en una jornada muy volátil, en donde pegó un respingo de último momento antes de cerrar la sesión diurna. Los futuros del cereal se mantienen presionados, al haber roto los niveles de soporte técnico en las sostenidas bajas de los últimas días. Las exportaciones de maíz acordadas en la última semana, para embarque futuro, estuvieron por encima de lo previsto, si bien menores vs la semana previa, aunque cómodamente por encima del ritmo de ventas semanales necesarias para cumplir con el pronóstico de ventas informado por el USDA, siendo de 13% superior respecto al promedio para la presente época del año (71% vs 58%).

La soja bajó, perdiéndose la oportunidad de ganar impulso de las buenas noticias de negocios de exportación confirmados este jueves para granos sin procesar. Los subproductos fueron en direcciones opuestas en las pizarras, ya que el aceite arrastró consigo los precios del poroto, mientras que la harina se cortó sola y consiguió cerrar con ganancias. Las lluvias caídas esta semana en Brasil y las pronosticadas para los próximos días en las zonas más secas del país también frenaron todo atisbo de recuperación de precios.
Más temprano, la oleaginosa había finalizado la rueda nocturna con alzas, tras conocerse hoy temprano los muy buenos datos de negocios cerrados a China durante la última semana, pese a las sucesivas cancelaciones impuestas últimamente, las que trasladaron el ánimo del mercado a los precios en las pantallas. Además del gigante asiático, Alemania y Holanda se sumaron como compradores durante los últimos siete días.

Los precios del trigo dieron la vuelta este jueves, trayendo alivio – transitorio al menos – después de haber alcanzado nuevos mínimos durante la noche. El mercado mundial del cereal se mantiene muy competitivo, con EEUU pudiendo colocar este producto solamente en sus clientes habituales, mientras que las licitaciones del Norte de África y Medio Oriente vienen siendo adjudicadas últimamente para origen Europa y Mar Negro. Las ventas semanales informadas hoy fueron las mejores de todos los granos, sobretodo de disponible para embarque próximo, lo cual sorprendió al mercado que esperaba caídas de volumen respecto a semanas previas y cinchó del resto de los commodities. Mientras que para el trigo duro y blanco (de primavera) los negocios crecieron, no fue el caso para el trigo blando, cuyo contrato cotiza en Chicago.

Fuente: Fimixs
foto de tapa:detrasdelosalimentos.com