El Partido Nacional analizará acciones a tomar por el caso Pluna

La oposición reclama que la Justicia profundice la indagatoria sobre el caso Pluna, mientras el gobierno no ha comentado todavía la publicación de nuevos correos electrónicos sobre cómo se gestionó la subasta de los siete aviones que pertenecían a la exaerolínea.

Una serie de correos electrónicos intercambiados por Hernán Antonio Calvo Sánchez y el dueño de Cosmo, Antonio Álvarez Hernández, evidencian que «el caballero de la derecha» actuó en connivencia con el titular de Buquebus, Juan Carlos López Mena, durante el remate de los aviones de Pluna y que el aval se tramitó después de la adquisición.

Los mails divulgados ayer por el diario El País despertaron el reclamo de la oposición para que la Justicia profundice con la investigación del trámite del aval, por el cual ya fueron procesados sin priosión el exministro de Economía, Fernando Lorenzo, y el expresidente del Banco República, Fernando Calloia.

En un mail enviado el 1º de octubre, apenas terminada la subasta en la Rural del Prado, Calvo escribió: «Acaba de terminar la subasta. Hemos ganado, Cosmo se ha quedado con los aviones por US$ 137 millones. No te preocupes, que estoy negociando para que los recompre el Estado en este mismo momento…Y se los alquilará `seguramente` a BQB».

Álvarez había accedido a prestar el nombre de su empresa a cambio de US$ 13,7 millones, pero solamente recibió US$ 500.000 y decidió denunciar públicamente lo que fue un negocio arreglado entre el gobierno uruguayo y López Mena, al que fue invitado a participar.

Nueve días después, Calvo comunicó a Álvarez: «El tema en Uruguay está dando un giro importante. El gobierno no quiere que sea Cosmo la que entre en la operación, ni tampoco BQB. Parece que se hará una nueva sociedad entre el Estado y otros empresarios que adquirirán el paquete y luego se lo alquilarán a BQB, o ya no se qué harán porque cada día cambian la película».

A su vez, en otro de los correos enviados al propietario de Cosmo, el «Caballero de la derecha» explicita que utilizó su segundo nombre y segundo apellido en la subasta porque si alguien buscaba en Google «Hernán Calvo» sería vinculado con la empresa Buquebus, propiedad de López Mena.

Por otro lado, de los correos electrónicos surge que Calvo Sánchez actuó bajo las órdenes del dueño de Buquebus, quedando claro que Cosmo se prestó como testaferro. También surgieron registros de una transacción bancaria de Los Cipreses S.A. (Buquebus) a favor de la aerolínea española de la que estuvieron en conocimiento al menos tres funcionarios de la naviera de López Mena.

Esta mañana, Radio País entrevistó al senador nacionalista Carlos Moreira, una de las figuras de la oposición que ha seguido más de cerca este tema, incluso liderando interpelaciones en el Parlamento. El legislador adelantó que estos trascendidos serán analizados en la órbita del directorio del Partido Nacional, como también en la bancada de senadores de la agrupación, para determinar las acciones que llevarán a cabo.

En cuanto a la información difundida, Moreira sostuvo que, a su juicio, se debería citar nuevamente a declarar a López Mena aunque esta vez, no en calidad de testigo.

Foto de portada: montevideo.com.uy