En la FFSP atribuyen fines político sindicales a publicación de auditoría

Sectores minoritarios de la Federación de Funcionarios de Salud Pública afirman que el informe publicado sobre las irregularidades en el centro de vacaciones en Punta Ballena responde a fines políticos sindicales.

El lunes trascendieron las primeras conclusiones de una auditoría llevada a cabo en la Colonia de Vacaciones de la FFSP con múltiples irregularidades.

Entre ellas, pagos sin facturas de ni ningún tipo de comprobantes a una barométrica por 175,000 pesos, destinos inciertos de las ganancias de juegos slots instalados en la colonia, el uso de una camioneta a la que le hicieron 33,000 kilómetros en nueve meses, facturas por distintos servicios surgidas de una misma libreta -lo que hace suponer que no fueron emitidas por los prestadores de los servicios, y un déficit de 10 millones de pesos en 2014.
Las denuncias golpean a los funcionarios afines a Alfredo Silva que trabajan en la colonia de vacaciones.

De todas formas, de la auditoría no participaron todas las personas designadas por el último Congreso, que incluye a la Comisión Fiscal de la FFSP y a delegados del Instituto Cuesta Duarte del Pit-Cnt.

En ese sentido, Adriana Sanguinetti, dirigente de la Lista 70 (minoría de la FFSP) e integrante de la Comisión Fiscal que no fue incluida en la auditoría, dijo hoy en Radio País que le parece sospechoso que se haya excluido de la auditoría a los miembros afines a Alfredo Silva y que se ésa sea publicada horas antes de las elecciones de la FFSP que se llevarán a cabo este miércoles.

Además, la dirigente de la lista 70 puso un manto de duda sobre el dirigente y candidato, Pablo Cabrera.»Me extraña que el ordenador de gastos, Pablo Cabrera, no estuviera al tanto de las irregularidades en el centro de vacaciones y no las denunciara antes»