Gobierno trabaja en la creación del Sistema Nacional Integrado de Cuidados

Tal como se había anunciado en la campaña electoral, la creación del Sistema Nacional Integrado de Cuidados será una de las prioridades del gobierno de Tabaré Vázquez. La iniciativa está contenida en uno de los nueve proyectos de ley que el Poder Ejecutivo enviará al Parlamento en los primeros meses de esta administración.

Este sistema estará dirigido a cuatro grandes poblaciones: la infancias, con énfasis en los niños de 0 a 3 años; las personas discapacitadas en situación de dependencia, independientemente de su condición económica; los adultos mayores de 65 años en situación de dependencia; y los cuidadores -o cuidadoras, ya que más del 95% son mujeres- que son aquellas personas que actualmente tienen a su cargo las tareas de cuidado dentro de los hogares o en instituciones, ya sea de forma remunerada o no.

El objetivo de este emprendimiento será socializar los costos vinculados a las tareas de cuidado, así como generar servicios públicos, o bien estimular y regular la oferta privada. Busca, entre otras cosas, mejorar la oferta existente en materia de cuidados, tanto en calidad como en acceso, ampliar y crear servicios de cuidados, formalizar y formar a las personas que hoy se encuentran ocupadas en el sector de los cuidados y a quienes podrían ser potenciales trabajadores.

El sistema va funcionar en la órbita del Mides, pero la sede física no estará en el local de esa cartera.

El equipo de trabajo se está terminando de armar, pero ya se sabe que su director será el socialista Julio Bango.

En diálogo con Informativo 610, Bango adelantó que, si bien esta iniciativa es prioritaria para el gobierno, el proceso de implementación necesariamente llevará tiempo, por lo que el sistema de cuidados va estar totalmente desarrollado en el próximo quinquenio.

Respecto al financiamiento, Bango aseguró que no se van a crear impuestos para ese fin. Cuando esté instalado totalmente, en 2020, el sistema costará unos 250 millones de dólares anuales. En sus primeros años de implementación el costo será de unos 55 millones de dólares por año.

Bango repasó cuáles serán las líneas principales de trabajo, y en ese sentido dijo que la regulación de los servicios será una de las primeras tareas a encarar.

Foto: Presidencia