«Ice Bucket Challenge» es tomado como un juego y no con los fines caritativos

El desafío del balde de agua fría o «ice bucket challenge» se inició en Estados Unidos para apoyar la lucha contra la esclerósis lateral amiotrófica (ELA). La idea era que se donaran 100 dólares, lanzarse el baldazo, publicar el video y retar a tres personas más a sumarse al desafío.

El objetivo de luchar contra las llamadas enfermedades raras repercutió en todo el mundo a partir de la participación de diversas personalidades, incluyendo políticos, actores y deportistas.

Sin embargo, los videos del «ice bucket challenge» que se viralizan en las redes sociales no necesariamente terminan con un aporte de fondos para las organizaciones que trabajan con personas que padecen las enfermedades raras.
Así lo declaró Alfredo Toledo, médico de referencia de la Asociación Todos Unidos por las Enfermedades Raras en Uruguay.
Según el especialista, en Uruguay el desafío cobró dimensionamiento de juego y no se han recibido las donaciones supuestas.

Foto de portada: bumkc.wordpress.com