Juristas y legisladores defienden habilitacion de tope de producción de UPM


La decisión del gobierno de autorizar a UPM aumentar su producción a 1.300.000 toneladas anuales de pasta de celulosa hizo resurgir la tensión diplomática con Argentina, que decidió volver a llevar el litigio a la Corte Internacional de Justicia de La Haya y revisar las relaciones ministerio por ministerio.

Uruguay respondió con dureza por considerar «desproporcionada» la reacción del gobierno de Cristina Fernández, advirtió que se atenta contra el pricipio de la buena fe y alertó sobre el regreso a «una de las peores épocas de las relaciones bilaterales».

El sábado, el canciller Luis Almagro respondió a su par argentino, Héctor Timerman, señalando que la decisión de Argentina de recurrir a la Corte Internacional de La Haya “atenta contra el principio de buena fe”.

Además Almagro expresó su sorpresa por la advertencia de Timerman sobre una revaluación de toda la relación diplomática con el vecino país: “El gobierno uruguayo espera que esta revaluación que UD. Anuncia no signifique un abandono unilateral del diálogo entre nuestros dos países, que seguramente alentará un retorno a nuestras peores épocas de las relaciones bilaterales, al bloque de los puentes binacionales, la paralización de la integración fronteriza, la puesta de obstáculos a los dragados, las obras de infraestructura en los ríos comunes y las trabas al comercio”. “Descarto que esté en el ánimo de su gobierno favorecer un futuro tan regresivo y ensombrecedor para nuestras relaciones”, agregó.

En la misiva, Almagro indica además que “nuestro país aspira a que la República Argentina renueve su voluntad de diálogo honrando así una tradición que en numerosos momentos de nuestra historia común ha permitido superar los conflictos de intereses que se han presentado”.

Ayer, los presidentes José Mujica y Cristina Fernández se cruzaron y se saludaron durante la Cumbre del G77 en Bolivia pero no dialogaron sobre la nueva crisis.

En declaraciones a la prensa durante la reunión, Fernández apuntó que ella «siempre» habla con Mujica y dio a entender que la puerta del diálogo estaba abierta

Ante toda esta situación, dirigentes de la oposición defendieron la decisión del Gobierno uruguayo, pese a las críticas del gobierno argentino, que acusa a Uruguay de incumplir el fallo de La Haya.

Durante el fin de semana, varios legisladores blancos y colorados se manifestaron a través de las redes sociales en ese sentido.

Esta mañana, consultado por Informativo 610, el ex canciller colorado Didier Opertti sostuvo que si bien Argentina puede tomar la decisión de recurrir ante La Haya, el reclamo no tendrá éxito.

Por su parte, el senador nacionalista Sergio Abreu dijo a Informativo 610 que hay que “defender a Uruguay jurídicamente y defender los pasos que se han dado”…

En tanto, el especialista en derecho internacional y expresidente de la Comisión Administradora del Río Uruguay, Edison Gonzalez Lapeyre, aseguró hoy en Radio País que nuestro país respetó los estatutos del río Uruguay al autorizar el aumento del tope de producción de la pastera UPM.

Si bien destacó que la anterior autorización se había realizado en un momento político «inoportuno», debido a las presiones argentinas, en este caso la habilitación aplica, ya que las represalias argentinas en materia portuarias se han concretado y Uruguay debe hacer valer su soberanía.

 

Foto de portada: eldiaonline.com