Mujica cuestionó la marcha de la campaña electoral

El Presidente José Mujica dijo que no está conforme con el desarrollo de la campaña electoral y criticó a la oposición por sus propuestas de bajar impuestos y no discutir sobre economía.

“Hay una campaña de voy a bajar impuestos, y a dar esto y a bajar de acá o de allá”, indicó Mujica en una entrevista que publica hoy el diario La República. “Yo no dudo de la honradez electoral de lo que proponen, pero si quiero dar más, la economía debe dar más y hay que preocuparse por ello. Pero eludir hablar de economía es imposible. Una campaña electoral que no discuta esto, no puede ser seria”, afirmó.

Por otra parte, el presidente dijo que Pluna fue una «chambonada histórica», aunque aclaró que «no hubo corrupción» en los hechos que derivaron en los procesamientos del exministro de Economía Fernando Lorenzo y del expresidente del Banco República Fernando Calloia.

“Pluna es una chambonada de carácter histórico que viene de tiempo atrás. Yo creo que siempre con buena intención. Hubo una asociación con Varig que nos salió mal. Después buscamos otra solución porque había que poner 4 o 5 millones todos los meses a causa de las pérdidas, hasta que apareció un socio y nos comimos la pastilla”, dijo, y agregó: “Yo me siento responsable porque yo también, en términos generales, me comí la pastilla, así que no agarren otro chivo expiatorio”.

Además, el mandatario remarcó que ningún jerarca buscó un beneficio económico personal. «Corrupción es cuando algo que es un bien público me lo pongo en el bolsillo o tomo una decisión para recibir beneficios. Aquí puede haber amiguismo en pila pero no hay una política de buscar beneficios para nuestro bolsillo”, opinó.

Por otra parte, Mujica informó que la semana pasada se reunió con representantes de Aratirí, que plantearon cambiar la localización del proyecto.

“Nos pide cambiar de lugar y tienen sus razones de costo. Ha bajado mucho el precio del hierro y nos proponen un cambio de lugar. Ahora nosotros lo tenemos que analizar. Todavía no tenemos posición al respecto”, dijo el presidente.

Por otro lado, el mandatario hizo referencia al puerto de aguas profundas, y adelantó que si bien hay interés de China y Rusia en la obra, no se debe descartar la participación de Brasil.

“Después de pasada la campaña electoral en Brasil la discusión del puerto de aguas profundas va a cobrar la dimensión que corresponde. Pero actualmente, la presidenta brasilera está ocupada en la campaña electoral y nos pidió que a este tema lo hablemos después. Los climas electorales no ayudan para ciertas cosas”, explicó.