Oposición respalda accionar del gobierno uruguayo ante dichos de Maduro

La oposición respaldó el accionar del gobierno en torno al entredicho entre el vicepresidente Raúl Sendic y el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Sendic dijo días atrás que no tenía pruebas de que en Venezuela hubiese algún peligro de injerencia internacional, tal como había planteado Maduro.

El mandatario venezolano consideró que los dichos de Sendic eran una vergüenza y calificó al vicepresidente uruguayo de “cobarde”, aunque sin nombrarlo directamente.

Esto provocó la reacción del Gobierno uruguayo, que ayer emitió un comunicado en el que consideró «inamistosas» las declaraciones de Maduro y señaló que las palabras del presidente «afectan no sólo a la persona a la que están dirigidas, sino a la investidura que representa y a la institucionalidad que la respalda».

Además, el canciller Rodolfo Nin Novoa convocó y se reunió en la noche con el embajador de Venezuela, Julio Chirino.

Chirino dijo que el encuentro se dio en el marco de un «diálogo franco y fraterno» y restó trascendencia al diferendo entre Maduro y Sendic.

«Pretendo seguir trabajando para la consolidación de la relación Uruguay-Venezuela en términos de respeto, armonía y construcción conjunta de una visión latinoamericana y de Patria Grande como lo hemos venido haciendo en estos diez años”, declaró el diplomático.

En entrevista con La República, Chirino amplió un poco más sus conceptos sobre el diferendo. Dijo que hace «dos o tres semanas», su país envió a los gobiernos de los países integrantes de la Unasur, Uruguay incluido, un documento que detallaba «elementos evidentes y públicos» en los que se comprobaba las acciones incontrastables de injerencia directa e indirecta de Estados Unidos en territorio de Venezuela.

El embajador explicó que el gobierno de Venezuela podría dar a conocer a la brevedad una respuesta al comunicado del gobierno uruguayo «siempre en el marco de las buenas relaciones de hermandad de los últimos 10 años».

Desde la oposición hubo apoyo a lo dispuesto por el gobierno con respecto a este tema.

El senador y ex candidato presidencial del Partido Colorado, Pedro Bordaberry, respaldó Nin Novoa. «Bien el canciller, no se puede dejar pasar un insulto al Vice Presidente», escribió en su cuenta de Twitter.

«Me parece muy bien, es lo que corresponde», señaló el senador y líder del Partido Independiente, Pablo Mieres, sobre la convocatoria al embajador venezolano.

«Este señor Maduro, aparte de ejercer el poder con abuso, es bien atrevido!», dijo el senador del Partido Nacional, Jorge Larrañaga.

El diputado blanco Jaime Trobo dijo a Informativo 610 que apoya la reacción del gobierno, pero pidió que Uruguay se haga respetar por Venezuela en los foros internacionales.

El diputado colorado Ope Pasque sostuvo que la respuesta del gobierno marca una diferencia con respecto a la anterior admnistracion en cuanto al relacionamiento con Venezuela .

En tanto desde filas del Frente Amplio, no hay una visión únanime de respaldo a lo actuado por el Gobierno, aunque sí se condena el ataque hacia Sendic.

El diputado del MPP, Daniel Caggiani, dijo al diario El País que «la principal preocupación es la situación geopolítica de ese país (Venezuela) y nos preocupa de manera muy importante las resoluciones del Gobierno de Estados Unidos”.

En el mismo sentido se manifestó el diputado del Partido Comunista, Óscar Andrade, que señaló que el entredicho entre Maduro y Sendic «me parece menor frente al riesgo de intervención norteamericana en Venezuela”. «El centro de la preocupación tiene que estar en el decreto de Obama y no en lo que dijo Maduro sobre Sendic», agregó.

Por otra parte, la reunión de la Unasur que iba a desarrollarse hoy en Montevideo para tratar la situación de Venezuela quedó postergada “a una fecha por definir”.

El motivo del aplazamiento fue la dificultad de hacer coincidir las agendas de los cancilleres.

Foto: www.ksmstv.com