Pablo Abdala: «Las suspicacias no las genera la oposición, sino el gobierno»

El ministro de Industria, Roberto Kreimerman, aseguró que las pérdidas de Ancap en 2013 fueron de entre 130 y 150 millones de dólares, aunque admitió que aún no está cerrado el balance, pese a que reconoció que existen diferencias con la consultora KPMG.

Tras comparecer ayer en el Parlamento junto al presidente de Ancap, José Coya, Kreimerman insistió en que el pasivo se debe «a la diferencia de tipo de cambio y al endeudamiento de la operativa de la empresa de cemento”, Cementos del Plata, que arrojó pérdidas por 30 millones de dólares.

“Ancap está fuerte y está dedicada al cambio de la matriz energética, dirigida a biocomustible y energías renovables. Hay que tener en cuenta que se hicieron inversiones para cambiar la matriz energética», dijo el ministro.

Sobre el desacuerdo con KPMG, dijo que «es una diferencia normal, es una discusión técnica natural». De todas formas, reconoció que el balance aún no fue aprobado.

Por otro lado, el diputado del Partido Nacional, Pablo Abdala, dijo a Radio País que el ministro fue en actitud de «defensa institucional» de Ancap. Por otro lado, Abdala ratificó las cifras de Ancap que maneja, en las que ubicaría el déficit del ente en unos US$200 millones.