Químicos farmacéuticos también esperan postergación de fecha de venta de cannabis

Desde la Asociación de Química y Farmacia del Uruguay se proyecta que la venta de canabbis se postergue para el año que viene. Ayer, el subsecretario de Salud Pública, Lionel Briozzo, ratificó que la distribución de canabbis en farmacias será aplazada para 2015.

En contraposición a lo declarado por el presidente de la Junta Nacional de Drogas y prosecretario de Presidencia, Diego Cánepa, la implementación de la venta de marihuana sería postergada por el ciclo biológico del cultivo.

“Ya pasó la mitad del 2014 y aún no se entregaron las licencias para plantar el cannabis, por lo que resulta imposible tener todo pronto para diciembre próximo”, dijo Briozzo.

Por otro lado, el subsecretario sostuvo que en sus declaraciones Cánepa no se equivocó, sino que manifestó los objetivos del gobierno.

En línea con lo que manifestó Briozzo (y que también había dicho el presidente José Mujica esta semana), el vicepresidente de la Asociación de Química y Farmacia del Uruguay, Eduardo Savio, consideró que la distribución de marihuana en farmacias no se podrá concretar este año. «El proceso de cultivo lleva unos seis meses. Las semillas están disponibles, pero no hay experiencias de cultivo en invernaderos», dijo Savio a Radio País.

Químicos farmacéuticos se desvincularán de la venta «recreativa»

Cabe recordar que los químicos farmacéuticos han manifestado sus discrepancias en cuanto a que la venta de marihuana no medicinal fuera hecha a traves de las farmacias.

En ese sentido, habían dicho que no estaban dispuestos a hacerse responsables ante las eventuales fallas en los controles de la venta de marihuana recreativa por parte del Ministerio de Salud Pública.

Si bien en su momento plantearon la posibilidad de presentar un recurso de objeción de conciencia, días atrás resolvieron que cada químico entregue al dueño de la farmacia una carta de deslindamiento de responsabilidad para la venta de marihuana «no medicinal» y solicitaron modificaciones en la reglamentación para que no se los haga responsables.