Refugiados sirios: Cancillería solicitará informe por casos de violencia doméstica

El canciller Luis Almagro pidió un informe para comprobar se están produciendo casos de violencia doméstica entre los refugiados sirios.

El diario El Observador publicó hoy en base a fuentes oficiales que entre las familias sirias se constataron casos de violencia doméstica que llevaron a que incluso el gobierno decidiera postergar la llegada de un nuevo contingente de refugiados de ese origen.

El artículo hacía referencia concretamente a la golpiza que un refugiado sirio le habría dado a su mujer ante la presencia de un hermano de la casa de Los Maristas en la que se alojaron en las primeras semanas de estadía en el país. El marista intervino para terminar con los golpes e informó al sirio que este tipo de conductas no se permiten en nuestro país. El sirio, enojado, anunció su intención de irse a otro país, como por ejemplo alguna nación europea.

El presidente José Mujica ya había dejado entrever en diciembre que la llegada del segundo contingente de sirios no era segura debido a las barreras culturales.

«No creo que vengan muchos, tenemos muchas barreras culturales. Si vinieran mujeres y niños sería encantador. Pero los hombres tienen algunas costumbres que nuestra tradición y nuestro sistema de derecho no… Hacen demasiadas cosas como hacían nuestros bisabuelos, ¿me entendió?», dijo el mandatario.

Esta mañana, antes de ingresar al Consejo de Ministros que se celebra en la Torre Ejecutiva, Almagro fue consultado por la prensa y dijo que no recibió ninguna denuncia formal sobre este tema pero adelantó que de todos modos se pidió “un informe” para chequear la veracidad de la información.

Almagro aseguró además al programa De Ocho a Diez, de Radio Uruguay, que el plan de reasentamiento de refugiados sirios continuará en forma escalonada después de marzo.