Retiraron cuerpos de fallecidos en el accidente en Laguna del Sauce

Los equipos de rescate retiraron esta mañana los cuerpos de los diez fallecidos en el accidente ocurrido anoche en aeropuerto de Laguna del Sauce. La jueza dispuso pruebas de ADN para identificar los cadáveres ya que estos se encuentran carbonizados.

Los trabajos se realizaron en la propia laguna, donde se precipitó el turbohélice argentino a poco despegar del aeropuerto con destino a San Fernando. La aeronave explotó y se prendió fuego.

En las tareas participó personal de Bomberos, Armada, Fuerza Aérea y Policía. También llegaron cinco miembros de la Junta de Investigación de Accidentes de Aviación Civil de Argentina.

Además, la jueza Adriana Morosini y la fiscal Adriana Arenas sobrevolaron la zona en un helicóptero de la Fuerza Aérea y se acercaron en gomones al lugar del accidente para interiorizarse más de la situación.

El vocero de Fuerza Aérea, Gregorio de los Santos, dijo a Informativo 610 que todavía no están determinadas las causas por las que cayó el avión.

Hablando más temprano con medios argentinos De los Santos indicó que antes de caer el aparato emitió “un alerta de instrumentos» porque, al parecer, «en el momento del decolaje sufrió una falla o tuvo una emergencia» que no pudo superar. Incluso hay declaraciones de testigos y de la intendenta de Maldonado, Susana Hernández, que señalan que el avión habría explotado en el aire, pero eso no ha sido confirmado.

Marcelo Pivida, hermano del piloto del avión que se estrelló en Laguna del Sauce, confirmó que era «el primer día de trabajo» con esa aeronave. Sin embargo destacó que tenía «experiencia con ese tipo» de máquina, un Beechcraft B90 King Air y “era un muy buen piloto”.

Esta aeronave había tenido un incidente en el aeropuerto de San Fernando, Buenos Aires, según indica un informe del Junta de Investigaciones de Accidentes de Aviación Civil de Argentina. El problema, ocurrido el 21 de noviembre del 2013, fue que aterrizó «con tren retraído».

La autoridad aérea del país vecino le había retirado la licencia al propietario de la aeronave pero en Uruguay tenía todos los trámites en regla.

Los fallecidos son 2 tripulantes y 8 pasajeros: siete argentinos y uno de nacionalidad portuguesa, que regresaban desde Punta del Este a Buenos Aires tras reunirse con autoridades de Maldonado y la Corporación Nacional para el Desarrollo a fin de estudiar los avances en la obra del Centro de Convenciones de Punta del Este.

Pilotos

-Luis Pivida, argentino de 59 años.

-Diego Chiaradia, argentino de 45 años.

Pasajeros a bordo

-Mario Barba, argentino de 42 años.

-Joanna Mc Cormack, argentina de 41 años

-Alfredo Dietrich, argentino de 51 años

-Carlos De Elias, argentino de 56 años

-Marcelo Zarco, argentino de 48 años.

-Horacio Peña, argentino de 48 años.

-Luis Gustavo Peña, argentino de 58 años.

-Marta Pires Vieira, portuguesa de 41 años.

La Fuerza Aérea informó que las operaciones en el Aeropuerto de Laguna del Sauce no están afectadas y continúan con su normal funcionamiento. Se realizó una zona de exclusión del espacio aéreo en la zona del accidente la cual perdurará hasta se den por finalizadas las tareas de búsqueda.

Recordemos que en mayo del año pasado, un vuelo privado argentino también terminó en tragedia. Ocurrió el 27 de mayo de 2014, cuando una aeronave que había salido de San Fernando con destino a Carmelo cayó sobre el Río de la Plata. Iba con nueve personas a bordo y fallecieron cinco en el accidente. Otras cuatro resultaron heridas y pudieron ser rescatadas. El aparato era parecido al que cayó ayer en Maldonado, un Beech Super King Air B200, propiedad de Federico Bonomi, dueño de la marca de ropa Kosiuko y quien en ese momento no iba a bordo.

Foto: Maldonado Noticias