Se confirma tendencia a la baja en el mercado ganadero

«El mercado del ganado gordo mantiene la tónica de la semana pasada, los precios que se consiguen por vacunos y ovinos continúan descendiendo. Las entradas se mantienen dispares y la preferencia de la demanda se mantiene por ganados pesados.
A entender del operador del mercado Santiago Sánchez de la ACG, dijo a Tiempo de Cambio que la semana en curso confirmó la tendencia a la baja, al tiempo que aún – debido a que el clima ha contribuido con el productor, por lo que no se ha formado el tapón habitual cuando hay más ganado preparado. No obstante el operador, afirmó que la baja de precios se debe más al asterisco 02, que al mercado en particular, subrayó en diálogo con Eduardo Blasina.

La Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG) bajó dos centavos su referencia para el novillo gordo a US$ 3,26 el kilo a la carne, y seis a la vaca a US$ 2,84 el kilo. En ovinos bajó cinco centavos tanto al cordero general como al pesado a US$ 4,08 el kilo y uno a la oveja hasta US$ 3,61 el kilo.

El rango para novillos se encuentra entre US$ 3,20 y US$ 3,25. Para la vaca el rango es más amplio y va de US$ 2,80 a US$ 2,90 ocasionalmente. Las entradas son largas, pueden superar la semana para el novillo y las dos semanas para la vaca.

En ovinos persiste la poca oferta, la demanda es menor y se mantiene cautelosa. Los precios para el cordero cotizan entre US$ 4,10 y US$ 4,15, y la oveja entre US$ 3,60 y US$ 3,65.

La Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG) bajó dos centavos su referencia para el novillo gordo a US$ 3,26 el kilo a la carne, y seis a la vaca a US$ 2,84 el kilo. En ovinos bajó cinco centavos tanto al cordero general como al pesado a US$ 4,08 el kilo y uno a la oveja hasta US$ 3,61 el kilo.

Respecto al mercado de reposición, el miércoles y jueves pasado Plazarural llevó a cabo su segundo remate del año. Los terneros promediaron en US$ 2,12, lo mismo que en el remate de febrero y cinco centavos menos que en el del mismo mes de 2014, cuando cotizaron en US$ 2,17.

El viernes pasado los consignatarios se reunieron con autoridades del Sistema Nacional de Información Ganadera (SNIG) por los animales asterisco 02 que dificultan los embarques a faena. Muchos de esos animales si bien no se pueden faenar para exportar a destinos de cuota, si pueden ser enviados a los restantes países. Está ocurriendo que parte de ellos son excluidos por el sistema y los veterinarios de los frigoríficos no los dejan recibir, dijo Facundo Schaurich, integrante de la ACG y del escritorio Zambrano y Cia, al programa Tiempo de Cambio de Radio Rural ayer lunes.

«Eso tiene un costo no solo para el productor, que debe quedarse con los animales en el campo, sino que tiene un costo país al afectar la faena de los frigoríficos que no los reciben», comentó Schaurich. Actualmente son 600.000 las reses que no se pueden certificar a faena y no tienen destino cierto.»
Martin Maidana