Sirpa pondrá punto final al problema del hacinamiento en sus centros

Las autoridades del Sistema de Responsabilidad Adolescente (SIRPA) anunciaron que en dos meses el problema de hacinamiento en los centros de reclusión estará solucionado.

Este jueves la Comisión de Población y Desarrollo recibió al ministro de Desarrollo Social, Daniel Olesker, a las autoridades del INAU y del SIRPA para conversar sobre la situación de los menores recluidos, después de los informes de la Institución Nacional de Derechos Humanos que denunciaron malos tratos y otras violaciones a los derechos humanos.

El diputado nacionalista Pablo Abdala, que fue el miembro convocante, dijo a El Espectador que la sesión le dejó «una preocupación importante», más que nada porque el informe de la INDDHH sostienen «que si no hay violación sistemática de los DDHH en el Sirpa por lo menos existe una violación bastante extendida de esos derechos».

Por su parte, el diputado colorado Juan Manuel Garino dijo a Montevideo Portal que se fue “preocupado” luego de la comparecencia. «Se debe mejorar la gestión y hay un poco de soberbia en las autoridades (…) Hay una suerte de descrédito hacia lo que informa la Institución Nacional de Derechos Humanos», agregó.

En diálogo con el mismo medio, la diputada frenteamplista Berta Sanseverino, presidenta de la Comisión de Población y Desarrollo, señaló «la gravedad de la situación», pero indicó que hay avances en materia de inserción social. «Hay un esfuerzo grande para que ingresen más educadores y el equipo de arquitectos están trabajando en tres locales nuevos para aliviar el hacinamiento», apuntó.

En declaraciones a Radio País esta mañana, el director del Sirpa, Jorge Gago, se refirió a las denuncias por abuso.

En los dos últimos años se registraron 61 denuncias, de las cuales 26 fueron por malos tratos. Mientras, en lo que va del 2014 ya hubo siete denuncias penales por este tema.

Estas denuncias derivaron en 3 funcionarios detenidos y otros 6 que fueron separados del cargo.

El director del Sirpa resaltó la efectividad de la institución en este tema y manifestó que el desempeño de los funcionarios es una preocupación constante para las autoridades.

Por otro lado, Gago relativizó la gravedad de la situación de hacinamiento. Según explicó, en aquellas celdas en las que no cuentan con camas para los internos, éstas cuentan con colchones.

A su vez, atribuyó esta situación a la falta de inversión que hubo en estos centros en los últimos 80 años y el endurecimiento de las penas.