Sturla será el segundo cardenal uruguayo en la historia

El arzobispo de Montevideo, Daniel Sturla, se convertirá el próximo 14 de febrero en el segundo cardenal en la historia de Uruguay.

El anterior fue Antonio María Barbieri, que ocupó ese cargo en la Iglesia desde 1940 hasta 1976.

Sturla fue nombrado cardenal junto a otros 19 sacerdotes, por el papa Francisco durante el Angelus de este domingo.

Su designación fue vista como una distinción para toda la iglesia uruguaya. El secretario general de la Conferencia Episcopal Uruguaya, que agrupa a los obispos locales, Heriberto Bodeant, interpreta el gesto de Francisco como “una confianza especial” en Sturla, que da cuenta de su intención de “darle movimiento a la Iglesia”.

La clase política también reaccionó con agrado: por ejemplo, la presidenta del Frente Amplio, Mónica Xavier, saludó el nombramiento a través de Twitter. El dirigente del Partido Demócrata Cristiano y próximo embajador en Buenos Aires, Héctor Lescano, dijo a La República que “constituye un signo de estos tiempos de cambio que estamos viviendo a nivel de la acción pastoral de la iglesia”. Destacó que el liderazgo de Sturla no es sólo espiritual sino intelectual, ya que –dijo- ha tenido distintas iniciativas políticas.

Por su parte, el exprosecretario de Presidencia del último gobierno colorado, Leonardo Costa, celebró el reconocimiento señalando que Sturla es “un hombre sensato al mando de la Iglesia Católica en Uruguay”.

También desde el Partid Nacional llegaron felicitaciones, por ejemplo de parte del presidente del Honorable Directorio, Luis Alberto Heber, y de Juan Raúl Ferreira, uno de los directores de la Institución Nacional de Derechos Humanos, que recordó la cercanía del hoy arzobispo con su familia; también del intendente de Cerro Largo, Sergio Botana y el legislador Pablo Abdala.

Por su parte el líder del Partido Independiente, Pablo Mieres, dijo estar “muy contento”.