Tras marchas masivas en Brasil, Rousseff envía a sus ministros a realizar anuncios

Cerca de dos millones de personas marcharon este domingo en Brasil contra la presidenta Dilma Rousseff, en medio del mayor escándalo de corrupción de la historia de ese país.
Las concentraciones se dieron en varias ciudades del país norteño, entre ellas San Pablo, Brasilia, Río de Janeiro, Belo Horizonte, Fortaleza y Porto Alegre.

La marcha más numerosa, se dio en Sao Pablo, donde, según los cálculos de la policía local, cerca de un millón de personas se congregaron en la Avenida Paulista, convocado por grupos opositores sin vínculo partidario declarado.

Muchos manifestantes pidieron incluso una intervención militar que ponga fin a más de 12 años de gobierno del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT).

En declaraciones a Radio País, el periodista brasileño Tadéu Breda (REDE BRASIL ACTUAL), destacó que no fuera la propia presidenta la que saliera públicamente a anunciar las medidas, tal como sí había hecho en las manifestaciones de junio del año pasado.