Vecinos de La Pedrera reclaman por ruidos molestos

Un grupo de vecinos de La Pedrera se presentó la semana pasada en la sub-comisaría del balneario para presentar una denuncia donde relaman ante las autoridades una serie de problemas que vienen sufriendo desde hace varias noches.

La carta dice que, según la Intendencia de Rocha, no se iban a habilitar boliches bailables, “pero la calle principal se ha convertido en un boliche a cielo abierto, obviamente sin baños, que inicia actividades alrededor de la medianoche y concluye al día siguiente, cuando a sus entusiastas participantes los vence el cansancio, nunca antes de las 8 de la mañana.”

Los vecinos afirman más adelante que “resultan infructuosos los llamados a los inspectores de ruidos molestos, bien porque los funcionarios son ignorados (y hasta burlados por los “sonorizadores”), o porque bajan un momento el volumen para luego continuar como si nada. Y nada pasa”- agregan en la carta.

La multiplicación de denuncias por esa causa llevó a la Intendencia de Rocha a modificar la Ordenanza sobre Ruidos Molestos y aumentar la multa a un total de $ 7.700 (10 UR) para los casos de “previas” y fiestas privadas que excedan el límite previsto.

Consultados por el portal La Paloma hoy, los residentes del balneario dijeron que uno de los inspectores al ser convocado explicó que no podía hacer nada, porque no tenía apoyo policial ni de las autoridades y que, ni siquiera podía tampoco incautar los autos que ponen música a todo volumen frente a casa particulares como indica la ordenanza.

Por otro lado, hoy se supo que la unidad de inspección de ruidos molestos a cargo de los balnearios La Paloma, La Pedrera y Punta Rubia, en Rocha, recibió más de 20 reclamos por noche en los primeros días de la temporada de verano.

Según dijo a El Observador el inspector Damián Huelmo, más de la mitad de estos casos culminan en situaciones conflictivas entre los funcionarios y jóvenes turistas que ignoran el llamado de atención y se niegan a firmar la multa.

Consultado por Informativo 610, el alcalde de La Paloma (La Paloma, La Pedrera y Punta Rubia), Alcides Perdomo, dijo que lo único que pueden hacer los inspectores es multar al padrón para que el propietario del terreno controle a quién le alquila la vivienda.

El alcalde compartió la preocupación de los vecinos, pero explicó que hay tendencias que no son controlables, como el hecho de que durante los primeros días de enero la zona sea elegida masivamente por los jóvenes como destino de sus vacaciones. “Uno tiene que saber a dónde viene”, advirtió.

Foto: focoblanco.com.uy